turismocastillamancha

IGLESIA DE SAN ROMÁN

Constituye en sí mismos una cronología histórica y arqueológica de la ciudad, ya que en él se fueron superponiendo los diferentes estilos prototípicos de las culturas y civilizaciones que fueron sucediéndose en el poder político y religioso de la ciudad.

Los orígenes de San Román a los tiempos visigodos construida sobre un edificio romano. Con la invasión musulmana en el siglo X la Iglesia visigoda se convierte en Mezquita califal, aprovechando piezas y materiales anteriores.

Nuevamente con la conquista cristiana, fue vuelta a reconvertir en templo cristiano; siendo a mediados del siglo XII cuando aparece San Román ya documentada como tal, incluso se tiene documentación de la coronación del Rey Alfonso VII de Castilla ante los toledanos en este templo.

Con la caída de Toledo en manos musulmanas, en el siglo X la primitiva iglesia visigótica fue transformada en mezquita califal, para lo cual, como fue práctica recurrente en el Toledo altomedieval, fueron reaprovechados piezas y materiales anteriores.

Ya en el siglo XVI y siguiendo planos del arquitecto Alonso de Covarrubias, fue modificada la capilla mayor enmascarando en parte la primitiva cabecera mudéjar y siendo también levantada la cúpula plateresca decorada a base de casetones que podemos admirar en la actualidad.

Esta estructura similar pero con matices se repite en la Sinagoga de Santa María la Blanca o la Iglesia (antigua mezquita) de San Sebastián, evocando claramente a la sala de oración de una mezquita.

El campanario de la iglesia de San Román es una de las joyas mudéjares de la capital toledana. Posiblemente heredada de un alminar islámico anterior como podría descifrarnos el hecho de presentar dos partes bien diferenciadas: un primer cuerpo a modo de base levantada en mampostería, y el cuerpo superior de campanas ya en ladrillo y repitiendo casi de manera idéntica la conformación del de la vecina iglesia de Santo Tomé.

El elemento más significativo de la iglesia de San Román es la colección de pinturas murales datadas aproximadamente hacia el segundo cuarto del siglo XIII que decoran sus muros; unas pinturas redescubiertas tras capas de revoco en el año 1940 siendo el conjunto más importante de pinturas del románico tardío de Castilla La Mancha.

Actualmente es la sede del Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda exponiendo un destacado catálogo de piezas visigodas procedentes de varios puntos de Toledo, así como una magnífica réplica del Tesoro de Guarrazar.

Tags: No tags
0

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *